5 consejos para comprar sofás y sillones

sofás y sillones

Tanto si compra un sofá por Internet como si lo hace en una tienda, es esencial que sepa en qué debe fijarse. Los sofás y sillones son una compra importante, y elegir bien significa que invertirá en un mueble que le durará a usted y a su familia muchos años.

  • PASO 1: Elija una estructura resistente

La construcción de madera dura, como el roble, el haya o el fresno secados en horno, es duradera y resistente. Es la opción más cara, pero también la mejor inversión. La madera más blanda, como el pino, es una opción asequible y popular, pero puede deformarse o doblarse al cabo de unos años. 

Hay que evitar un marco de sofá hecho de aglomerado, plástico o metal, ya que es probable que se deforme o se agriete y, en general, es incómodo.

  • PASO 2: Conozca la carpintería

El método de unión del marco en las esquinas es un detalle importante. Frases que hay que buscar: tacos de madera para las esquinas, tacos para las esquinas pegados y atornillados, tacos de madera, tacos dobles de madera o tornillos metálicos con abrazaderas. Estas son uniones de calidad. 

Evite un sofá que esté únicamente unido con clavos, grapas o pegamento. Aunque estos elementos pueden utilizarse a menudo para reforzar un marco, no deberían ser la característica principal de la construcción de un sofá.

  • PASO 3: Los muelles atados a mano son los mejores

Los muelles atados a mano en ocho direcciones son la creme-de-la-creme de los muelles para sofás y sillones: son increíblemente cómodos y duraderos, con un precio acorde. Una opción menos costosa son los muelles serpentinos, que son segmentos preensamblados de alambre retorcido y serpenteante. 

Los muelles de serpentina con mucho peso son una opción muy asequible. Evite los muelles de serpentina baratos y ligeros, que pueden presionar el marco o hundirse.

  • PASO 4: Invierta en rellenos de calidad

La espuma de poliuretano es un relleno de cojín común que es duradero y fácil de cuidar. Pero sea selectivo: la espuma demasiado densa puede resultar dura, y la espuma demasiado blanda puede deteriorarse rápidamente con el uso regular. 

La espuma firme envuelta en guata de poliéster es una opción económica que también resulta cómoda. Para un sofá de alta gama, recomendamos la espuma de alta resistencia (HR) envuelta en una combinación de plumón y plumas. Es exuberante, mullida y duradera.

  • PASO 5: Busque tejidos duraderos

Los sofás de tela de algodón o lino y los de piel son materiales de tapicería clásicos en los que merece la pena invertir. Los tejidos sintéticos, como la microfibra, también son buenas opciones, duraderas y fáciles de limpiar. 

Los tejidos con algunas irregularidades en la superficie (como un estampado a pequeña escala o una textura tejida) ocultan mejor la suciedad y el desgaste que un tejido liso como el lino. Elija una tela que se adapte a su estilo de vida.

Consejo: ¡Mida con cuidado!

Asegúrese de que los sofás y sillones pueda pasar por los huecos de las puertas y pasillos de su casa. A menudo, las patas son desmontables para facilitar su traslado.

Comentarios cerrados.