6 consejos importantes a la hora de golpear la bolsa de boxeo

bolsa de boxeo

Golpear la bolsa de boxeo, comúnmente conocido como trabajo con el saco, es uno de los ejercicios más esenciales en los deportes de combate como el boxeo, el Muay Thai o las MMA. Sin embargo, utilizar el saco de boxeo correctamente es una habilidad en sí misma.

En este artículo, vamos a hablar de los fundamentos del bagwork y te daremos algunos consejos sobre cómo utilizar el saco de boxeo de la mejor manera posible.

  1. Golpes bruscos

Uno de los errores más comunes que cometen los boxeadores inexpertos cuando trabajan en el saco pesado es que empujan sus golpes.

Este es un terrible error que se traduce en un pobre rendimiento en el sparring y en la competición. Empujar tus golpes resulta en:

  • Te cansas fácilmente
  • Tienes menos potencia en tus golpes
  • Golpeas más lento

Esto sucede a menudo porque los luchadores inexpertos quieren lanzar golpes grandes y pesados. Sin embargo, la velocidad es lo que mata en el ring. Esto es especialmente cierto para el boxeo en particular y para los deportes de combate en general.

Cuando estés entrenando con el saco, no te preocupes tanto por golpear con el 100% de tu potencia. Puedes derribar a tu oponente incluso con tu golpe más ligero si le pillas desprevenido y realizas el golpe con una buena técnica.

Así que, en lugar de concentrarte en la potencia, céntrate en la velocidad y la técnica de los golpes.

Intenta siempre encajar tus puñetazos de forma explosiva en lugar de empujar el pesado saco de izquierda a derecha. Esta es una habilidad que se aprende mejor en un saco de boxeo y verás una verdadera diferencia cuando se traduzca en la lucha. Piensa en tu mano como un látigo que tiene que encajar el objetivo y luego volver a la posición inicial relajado.

  1. Trabajo de pies

El trabajo de pies es uno de los aspectos más importantes del boxeo y de los deportes de combate en general. Cuando estés haciendo tu trabajo de bolsa de boxeo, piensa en tu juego de pies como si estuvieras luchando contra una persona real.

Controla la distancia, no te apoyes en el saco y no te descuides con los pies. Haz círculos, entra cuando estés golpeando y sal cuando no lo estés haciendo. Esto creará buenos hábitos que serán útiles en el sparring.

  1. Contacto visual

Hablar del contacto visual en el entrenamiento con el saco de boxeo resulta extraño. Sin embargo, un error común para los principiantes es desarrollar ojos perezosos durante el trabajo en el saco.

Concéntrate en tu oponente (en este caso, el saco de boxeo) pero no mires fijamente. Asegúrate de ser consciente de tu posición y distancia.

La posición natural de los ojos es mirar hacia adelante y eso es lo que debes hacer.

  1. Mantén la guardia alta

Bajar la guardia cuando se entrena en el saco pesado es un error común de los novatos y debes asegurarte de evitarlo. Si, la bolsa no te golpeará pero como ya dijimos un par de veces hasta ahora en este artículo – los hábitos que practiques en tu trabajo con la bolsa se trasladarán al ring.

Es fácil dejar caer las manos cuando estás cansado durante el entrenamiento; especialmente porque la bolsa de boxeo no puede devolver los golpes. Pero tienes que mantener la guardia alta en todo momento. Incluso puedes simular técnicas defensivas más complicadas después de atacar el saco para obtener la máxima experiencia en la vida real.

  1. Aléjate cuando no estés golpeando

Al igual que en una pelea real, debes alejarte si no estás golpeando. ¿Por qué? Como ya hemos dicho, los hábitos juegan un papel muy importante en la lucha. Cuando estás en una pelea necesitas hacer todo lo que puedas hacer instintivamente sin pensar en ello. No puedes pararte a recordar que debes alejarte de tu objetivo.

Comentarios cerrados.